"Ante Costa Rica debemos matar o morir", dicen seleccionados hondureños

El centrocampista hondureño Bryan Acosta, tiene clara la idea que deben implementar en el juego de este sábado ante Costa Rica, en un choque de vida o muerte.

"Las dos selecciones estamos presionadas de diferente forma. Sabemos que no hay mañana para nosotros y la importancia de estos tres puntos. Será un partido de matar o morir", declaró Acosta en una conferencia de prensa.

El partido que debía disputarse este viernes, fue trasladado para mañana, sábado, a las 16.00 horas (22.00 GMT) debido a la emergencia que vive Costa Rica tras el paso de la tormenta tropical Nate, que ha dejado miles de damnificados, ocho muertos y graves daños materiales aún no cuantificados.

Acosta, quien expresó su solidaridad con Costa Rica, dijo que el cambio de fecha afecta la planificación de su selección, pero que también supone un día más de trabajo para afinar la estrategia que utilizará el seleccionador Jorge Luis Pinto.

"Hemos trabajado bien, el profe conoce a la selección de Costa Rica, sabemos de los buenos jugadores de ellos. Estamos con ganas de que llegue la hora del partido y sacar esos tres puntos que nos permitan seguir soñando con ir al Mundial", manifestó.

El centrocampista Oliver Morazán reconoció que para Honduras será un partido "sin margen de error" si su selección quiere mantener las aspiraciones mundialistas.

"Este partido lo vamos a sacar como grupo, unidos y concentrados. Ellos tienen sus individualidades pero nosotros también. Esperamos ser efectivos", declaró.

Costa Rica se clasificará al Mundial con al menos el empate, mientras Honduras necesita la victoria para seguir con esperanzas y jugarse el boleto en la última jornada del próximo martes como local contra México.

Tras ocho jornadas disputadas de las diez que componen el hexagonal final de la Concacaf, México es líder con 18 puntos y ya clasificado, seguido por Costa Rica (15), Panamá (10), Estados Unidos (9), Honduras (9) y Trinidad y Tobago (3).

El hexagonal da tres boletos directos al Mundial y una repesca contra un rival asiático.