Sydney cubierta por humo tóxico tras incendios forestales

Imagen 

Cientos de incendios forestales se han producido en cerca de un mes y están fuera de control desde septiembre de 2019 a lo largo de la costa este, cubriendo ciudades desde Sydney hasta Brisbane en humos y partículas insalubres durante semanas.

Las autoridades de Nueva Gales del Sur han declarando que los incendios forestales y el polvo habían causado "una de las mayores contaminaciones atmosféricas jamás vistas" en Australia.La región "ha experimentado otros períodos de mala calidad del aire que duraron varias semanas, incluidos los incendios forestales de Sydney en 1994 y los incendios forestales de Navidad Negra de diciembre de 2001 a enero de 2002", dijo una portavoz gubernamental.

"Sin embargo, este evento es el más largo y el más extendido en nuestros registros".

El Servicio de Bomberos Rurales de Nueva Gales del Sur dijo que más de una docena de incendios ardían cerca de Sydney a primeros de diciembre de 2019. Durante tres semanas, la ciudad ha visto avisos de mala calidad del aire casi a diario.

Los incendios forestales son comunes en Australia, pero los científicos dicen que la temporada de este año ha llegado antes y con más intensidad debido a una sequía prolongada alimentada por el cambio climático.

Los funcionarios de salud de Nueva Gales del Sur dijeron que aparecían más personas con asma en los hospitales y que las llamadas en ambulancia por problemas respiratorios aumentaron un 24 por ciento en la semana al 1 de diciembre.

Los periódicos y la televisión locales han publicado consejos sobre cómo limitar el impacto del humo, ofreciendo consejos sobre qué máscaras comprar y qué actividades son más seguras.