Tribunal Supremo francés rechaza recurso de Benzema contra su imputación por chantaje sexual

Imagen

El camino hacia un juicio contra Karim Benzema se ha allanado después de que el Tribunal Supremo francés rechazara este lunes un recurso con el que el delantero del Real Madrid esperaba poder enterrar la acusación que desde 2015 pesa sobre él por un intento de chantaje mediante un vídeo de contenido sexual a su entonces compañero de la selección francesa Matthieu Valbuena.

Los magistrados franceses dieron por buena la actuación de los investigadores franceses en el caso. La defensa de Benzema había recurrido para intentar anular esas pruebas, alegando que los agentes traspasaron el límite de lo legítimo para confirmar la presunta implicación del futbolista en una extorsión con un supuesto vídeo sexual al jugador del Olympique de Lyon, al que reclamaban 150.000 euros para evitar la difusión de la cinta.

Al rechazar estos argumentos, que consideró “infundados”, la Corte de Casación (supremo francés) da por buenas las pruebas recopiladas contra Benzema, lo que podría llevar al juicio contra el delantero madridista en cuanto acabe el proceso de instrucción del caso, ya que el futbolista, imputado por “complicidad de tentativa de chantaje y participación a una reunión entre malhechores”, ha agotado con este último recurso todas las vías para frenar un juicio en el que podría afrontar hasta cinco años de prisión.

El caso comenzó en junio de 2015, cuando Valbuena denunció ante la policía que le habían amenazado con difundir un vídeo de contenido sexual en el que aparecía. En el marco de las investigaciones, la fiscalía autorizó a un agente a hacerse pasar por un hombre de confianza de Valbuena y a participar, bajo seudónimo, en las negociaciones telefónicas que se produjeron entre junio y octubre de ese año “con una persona que se presentaba como intermediario de los malhechores”, según recoge el fallo que ahora ha validado esa actuación.

Primero fue involucrado Djibril Cissé, exdelantero del Liverpool, y poco después surgió el nombre de Benzema. Según el relato de la acusación, los promotores del chantaje, al no conseguir que Cissé convenciera a Valbuena de que pagara, acudieron a Karim Zenati, amigo de la infancia de Benzema, para que persuadiera a este de actuar como intermediario.

De acuerdo con la Agencia France Presse, durante su arresto, en noviembre de 2015, Benzema reconoció a la policía que "se puso de acuerdo" con ese amigo de la infancia "sobre lo que debía decir", para que Valbuena "negociase exclusivamente con él". Supuestamente, el delantero del Real Madrid quería hacer un favor a su amigo de la infancia sin pensar que iba a perjudicar a Valbuena. Benzema habló del asunto con su entonces compañero de la selección durante una concentración del equipo francés el 5 de octubre de 2015. Según informó entonces la televisión BFM TV, fue el propio Valbuena quien contó la conversación con Benzema a los investigadores, al sentir que las palabras de su compañero de selección tenían un tono "amenazante".

Durante la audiencia ante el Supremo previa a la decisión dada a conocer hoy, el pasado 25 de noviembre, los abogados de Benzema se centraron especialmente en la acción de uno de los investigadores, informa Efe. Los defensores afirmaban que la actuación del policía infiltrado que se hizo pasar por un emisario de Valbuena para tratar de identificar a quienes le chantajeaban con un vídeo de contenido sexual estuvo viciada.

Sin embargo, la respuesta del Supremo ha sido contundente. “Todo método de investigación que contribuya a provocar la comisión de una infracción está prohibido”, recordaron los jueces al dar a conocer su decisión. No obstante, agregaron en un comunicado, “el recurso, por parte de las autoridades públicas, a una estratagema que busque la constatación de una infracción o la identificación de sus autores no constituye, en sí mismo, un ataque al principio de legitimidad de una prueba. Para que ello ocurra, es necesario que el método empleado, mediante una elusión o desvío de una norma de procedimiento, tenga por objeto o efecto viciar la investigación de la prueba (…) En este caso, no se ha alegado ni demostrado ningún intento de esta naturaleza”, concluyeron.

El abogado de Benzema, Patrice Spinosi, reconoció la “decepción” que supone la decisión del Supremo. Aun así,  aseguró en declaraciones a la AFP, aseguró que "Benzema jamás ha tenido miedo de afrontar a los jueces, ante los que explicará la ausencia de su implicación en este caso si es llevado ante un tribunal”.

Por el contrario, el abogado de Valbuena, Frédéric Thiriez, se declaró “muy satisfecho” con una decisión que, dijo, “va más allá de este caso particular y que permite, en interés de las víctimas, que la policía judicial utilice sus técnicas de investigación para investigar y detener a los presuntos autores de crímenes o delitos”.

Fuente: Diario El País España