El importante hallazgo de los ganadores del Nobel de Medicina

Imagen

El pasado lunes se otorgó el premio Nobel de Medicina fue otorgado a tres científicos que descubrieron el mecanismo molecular que regula cómo las células se compartan cuando los niveles de oxígeno bajan.

William Kaelin, Gregg Semenza y Peter Ratcliffe, fueron los científicos condecorados por sus investigaciones "que revelan los mecanismos moleculares producidos en la adaptación de células al aporte variable de oxígeno en el cuerpo", dieron a conocer desde la Asamblea Nobel del Instituto Karolinska en Estocolmo.

Las investigaciones hallaron la forma en que las células sienten y se adaptan a la variable del oxígeno, pero no revelaron la maquinaria detrás de uno de los procesos más importantes para la vida, sino que fueron fundamentales para las perspectivas presentes y futuras en el tratamiento en diferentes campos de la salud, en espacial el del cáncer y la anemia.

"La importancia fundamental del oxígeno es conocida desde hace siglos, pero el proceso de adaptación de las células a la variable del nivel de oxígeno ha sido durante largo tiempo un misterio", explicó la Asamblea Nobel.

Por otra parte, el jurado aseguró, "Los intensos esfuerzos actualmente en curso en laboratorios universitarios y empresas farmacéuticas están centrados en desarrollar medicamentos capaces de interferir en diferentes fases de un patalogía, activando o bloqueando el mecanismo de captación de oxígeno".

"Esta investigación es muy interesante porque se abre una ventana para tratar patologías cardiovasculares o accidentes cerebrovasculares, en los que la oxigenación tiene un impacto directo. Todo está, igual, en etapa experimental, pero existe la posibilidad de tener en cuenta qué pasa con el cuerpo en situaciones cuando se requiere más oxígeno", comentó el doctor Máximo Zimerman, investigador y director de la Clínica de ACV en INCO, para Infobae.

William Kaelin, de 61 años, trabaja en Howard Hughes Medical Institute en Estados Unidos, Gregg Semenza, de 63, dirige el programa de investigación vascular en John Hopkins Institute de investigación sobre ingeniería celular y Peter Ratcliffe, de 65, es director de investigación clínica en Francis Crick Institute de Londres y del Target Discovery Institute de Oxford.

IMPORTANCIA DE LA INVESTIGACIÓN

La investigación es importante en el campo del cáncer, ya que el crecimiento de los tumores depende del aporte del oxígeno a la sangre, particularmente en cánceres con progresión rápida, como el de hígado, que consumen tanta energía que queman el oxígeno disponible en torno a ellos. Por eso la investigación de los científicos es importante para desarrollar nuevas terapias en el campo de la oncología.

"Los organismos vivos y las células necesitan oxígeno para su supervivencia", explicó la licenciada María Adela Jasnis, investigadora UBA y subdirectora del Instituto de Oncología A. H. Roffo.

"Las células normales y las células tumorales lo necesitan. El metabolismo, que es cómo se procesa el oxígeno una vez que entra el cuerpo, es necesario para generar energía para su supervivencia y para toda la maquinaria de síntesis de proteínas de las células", agregó.

Además, la experta afirmó que el metabolismo del oxígeno de una célula normal es distinto all de una célula tumoral, ya que está necesita una mayor cantidad de oxígeno, porque su metabolismo es más rápido. Por su parte, la célula normal si contiene poco oxígeno se muere, porque no puede sobrevivir a esas condiciones, caso contrario al de la célula enferma que se adapta a las condiciones.

"Por eso, una de las líneas de investigación de nuevas terapias es poder modificar las condiciones de hiposa de las células tumores como tratamientos terapéutico", finalizó María Adela Jasnis.