Cómo el veto a Huawei podría afectar a Apple

Acusada de espionaje a favor de China por el gobierno de Trump, la compañía tecnológica Huawei fue vetada por Google y, posteriormente, por otras importantes empresas del sector como Intel y Qualcomm, lo que quiere decir ya no podrán vender harware ni software a la firma china. Sin embargo, aunque el panorama sea incierto para Huawei, no sería la única compañía que se vería afectada con esta guerra comercial.

Las medidas tomadas por la administración de Trump podrían tener como consecuencias una respuesta por parte del gobierno Chino ¿Cuál sería su objetivo? No es difícil de prever que el país asiático busque vengarse en iPhone, el smartphone de Apple, un ícono comercial estadounidense que contribuye internacionalmente a la marca del país.

 

Huawei tiene mucho que perder con el veto impuesto por Estados Unidos. Huawei y Honor (la segunda marca del fabricante) tendrán que abandonar Android, tal y como lo conocemos. Actualmente, las aplicaciones estadounidenses son una parte vital para los teléfonos de la marca china, pero, tras la medida, ni el paquete de las apps de Google (Gmail, Maps, YouTube, Calendar, Drive, Chrome) ni Facebook (junto a Instagram, Messenger y WhatsApp) podrían descargarse, así como tampoco Netflix, Twitter, Amazon o Skype estarían permitidas en los dispositivos de la firma.

Lo mismo pasa con el hardware, ya que los equipos de Huawei también son altamente dependientes de las importaciones estadounidense.

Sin embargo, de imponer china sus propias sanciones e impedir a sus compañías nacionales venderles productos a Apple, la empresa de Cupertino también se vería muy afectada.

En lo correspondiente a software, en occidente se utilizan muy pocas aplicaciones chinas en los equipos iPhone. Solo algunas son populares entre los usuarios, como la de AliExpress o TikTok, así que aquí no habría mucho que perder. No obstante, en cuanto al desarrollo de hardware, el panorama es muy distinto.

La multinacional estadounidense trabaja con más de 200 compañías, de 43 países diferentes, y un buen número son chinas y taiwanesas. Una de ellas es Sunwoda Electronic, que proporciona las baterías de los iPhones. Otra de las tantas empresas es BYD Electronic, filial del fabricante de autos chino BYD, que produce piezas para móviles y figura entre las compañías que sirven a Apple.

Además, cabe resaltar que Huawei no está muy presente en el mercado americano. Apple, en cambio, obtuvo en 2018 más del 15% de su facturación en el gigante asiático, según reporta ‘El País’ de España. Así que si China decide tomar acciones contra la firma de la manzana, hay mucho en juego. Y no sería una novedad que lo hiciera, Google, Facebook y Amazon ya están vetados en China; Apple es la excepción por ahora.