Documental con triunfos y excesos de Maradona fue presentado en Cannes

Dentro de el Festival Internacional de Cannes, se proyectó este fin de semana el documental Diego Maradona que ya realizó el directivo británico Asif Kapadia. La presencia del astro del futbol era una de las más esperadas en la alfombra roja, pero no puso asistir por una lesión En el hombro.

La producción muestra distintas etapas de la vida del astro del futbol. Desde su infancia en Villa Fiorito hasta su llegada al Napoli dentro de 1984. Pone énfasis dentro de su paso por el club italiano, de qué forma eran los entrenamientos y las charlas Dentro del vestuario.

De la misma forma exhibe su máximos logros, entre los que ya se resaltan todo su rinde De Exactamente la misma forma que capitán de la selección nacional que ganó el Mundial de 1986. Uno de los instantes más emotivos es Cuando repasa el segundo gol a los ingleses, con el relato de Víctor Hugo Morales.

El documental También refleja los peores instantes de Maradona, todo su problema con las adicciones y el alto coste por la fama internacional. La historia está armada con los testimonios de Daniel Arcucci, Gonzalo Bonadeo, Guillermo Blanco, Fernando Signorini y César Luis Menotti.

Se utilizaron 500 horas de grabaciones inéditas de todo su etapa dentro de Nápoles. Lo más llamativo es la voz en off de Claudia Villafañe, una de las mujeres más importantes en la vida del Diez. A partir de hace años, la mamá de Dalma y Gianinna mantiene un encuentro legal en contra de todo su ex por temas económicos y otras cuestiones.

El directivo técnico de los Dorados de Sinaloa sufrió una lesión dentro de el hombro que ya requirió atención médica y le impidió viajar al Festival de Cannes. Está previsto que se someta a una cirugía en breve para mejorar su estado de salud. Trascendió que ya llegaría a la Argentina la semana que viene, Sin embargo Todavía no existe una confirmación oficial.

Tras la exhibición del filme, el público aplaudió de pie al director Asif Kapadia, el creador de los documentales sobre la vida de figuras distinguidas y populares, Del mismo modo que el piloto brasileño Ayrton Senna y la cantante británica Amy Winehouse. Por esta producción, ganó un premio Oscar dentro de 2016.

El directivo británico Asif Kapadia en Cannes (EFE)

El documental viajó adquirido por DirecTV para todo su estreno dentro de América Latina, Pero Todavía no definieron una fecha para el lanzamiento. Una mala noticia para los fanáticos del astro del fútbol que ya deberán aguardar un tiempo más para poder disfrutarlo.

Para su documental ha partido de una hipótesis que comparten los que mejor conocieron al astro del balón, y es que había una dualidad en su figura. Por un lado estaba Diego, la persona, el chico humilde que sacó a su familia de la pobreza y que tenía un don que enamoró a todo el mundo. Por otro estaba Maradona. El mito creado, la figura ególatra y con tendencia al exceso, a la incontinencia verbal y por la que cayó en una espira de perdición en la que cabían la cocaína, las mujeres, el alcohol y la fiesta.

El filme se centra en su época en el Nápoles, donde llega tras lesionarse en Barcelona. Ahí comienza su caída a los infiernos, ya iniciada en su estancia en la ciudad condal donde comenzó su relación con la fiesta y las drogas. Nadie quería ficharle. Su fama empezaba a precederle y su estado físico ya no era el deseado. Sólo el equipo italiano se arriesgó, y Maradona prometió que les haría ganar la liga. Lo haría en dos ocasiones.

El documental centra casi todo su tiempo en el fútbol. En mostrar sus mejores momentos, los goles con los que se convirtió en dios, pero no esquiva las partes oscuras de su vida, que justo coinciden con su época en Nápoles, donde tuvo que enfrentarse a que allí no podía ser la celebridad que acostumbraba: "Pedí una casa y me dieron un departamento, pedí un Ferrari y me dieron un Fiat", dice en el filme.

Su fútbol le convierten en una estrella en la ciudad. Una como nunca se había visto. Sus ruedas de prensa estaban abarrotadas, y se convirtió en la figura que la mafia, la camorra napolitana, necesitaba. Le agasajaron y le llevaban a inaugurar tiendas a cambio de rólex de oro, y el se sintió halagado. Todo giraba en torno a la figura de Camilo Giuliano, el capo que controlaba todo, también la cocaína que Maradona ya consumía de forma adictiva.

Las anécdotas con la mafia ponen los pelos de punta. El propio futbolista recuerda como fue a una cena donde la mesa estaba llena de pistolas en una escena que “parecía 'Los intocables' y Al Capone”. Se sentían intocables, y la fiesta, la droga y las mujeres estaban a diario. Excepto cuando jugaba Maradona estaba donde no debía.

El reportaje se enfoca dentro de el paso de Maradona por el Napoli

Como todo lo que sube, Maradona acabó bajando. Y lo hizo de golpe. Pasó de ser un héroe en Italia a un villano, y todo por el fútbol. Era el mundial de 1990, que se jugaba en Italia, y el destino quiso que la semifinal enfrentara a Argentina contra el país anfitrión, y que el partido se jugara en Nápoles. La casa del jugador. El argentino se encargó de calentar la previa, y aprovechó el odio a los napolitanos por parte del resto de italianos para pedir que se apoyara a la albiceleste en vez de a su equipo, como él reconoció ya en su autobiografía.

La jugada no gustó, y menos lo hizo el hecho de que Maradona marcara los dos goles que acabaron con Italia sin la final del mundial que organizaba. Dios se convirtió en Satán, y ya nadie quería a Diego. El fisco comenzó su proceso contra él ahora que no era intocable y la mafia le dejó abandonado cuando vio que Hacienda entraba en juego. El golpe había sido duro, pero no acabaría con la leyenda, como demostró la proyección del documental en Cannes donde se vivió como una final ala que el futbolista no acudió a última hora. Hay cosas en las que sigue siendo Maradona en vez de Diego.

Fuente: Diario El Español