La historia de la reserva biológica privada más grande de Costa Rica

El Bosque Eterno de los Niños, es la reserva biológica privada más grande de Costa Rica, pero se dio gracias a la iniciativa de estudiantes suecos para conservar la naturaleza de Monteverde. Una historia impresionante.

Los alumnos del colegio rural Fagerviks de la ciudad de Sorunda, ubicada al sur de Estocolmo, decidieron hornear galletas de jengibre y chocolate para así proteger los bosques tropicales. Todo empezó cuando la profesora Eha Kern invitó a la bióloga estadounidense Sharon Kinsman de la Asociación Conservacionista de Monteverde (ACM) a la clase para contar su experiencia en el país y enseñar a los jóvenes comprender y respetar la naturaleza en 1987.

El país cuenta con un 54% de superficie boscosa, a pesar de sufrir en los ochenta una de las tasas más rápidas en deforestación de América Latina. Monteverde es una comunidad creada por estadounidenses que huyeron de su país del reclutamiento forzoso.

En 1986 estas familias crearon la ACM para gestionar el desarrollo, ellos comprarlos fincas que se encontraban aislados de los bosques, posterior tuvieron que adquirir terreno de jungla y se preocuparon por el desarrollo agrícola que destruía el bosque.

La biologa comenzó por enseñar fotos de los bosques nubosos, lluviosos, la riqueza en la fauna y flora, y les explicó porque es importante conservar estos espacios de cualquier tipo de amenaza. Además, dio a conocer que los espacios que aparecían deforestados tenían un tamaño similar al de un campo de fútbol.

Gracias a la visita de Sharon Kinsman, el estudiante de nueve años, Roland Teinsuu en conjunto con su profesora convencieron toda la escuela y compañeros de clase a recolectar dinero para comprar y proteger los bosques.

Todo empezó con la venta de galletas de jengibre y chocolate, recolectando vidrio y metal, bañando perros o pidiendo como regalos de cumpleaños pequeños terrenos de bosque.

Eha Kern y su esposo Bernd crearon la asociación sin ánimo de lucro Barnes Regnskog (El bosque de los niños) y se aliaron con Kinsman y presentaron a Monteverde la solicitud de compra de seis hectáreas con un precio de 250 dólares, que se encontraban al limite con la Reserva Biológica Bosque Nuboso Monteverde.

La creación de esta reserva sirvió para darle a los ciudadanos un intenso programa de educación ambiental. Además, en el el Centro Científico Tropical, realiza estudios sobre el cambio climática, ya que contiene una gran biodiversidad por su ubicación.

La Reserva Biológica Bosque Nuboso Monteverde se creo en 1972, cuando el ornitólogo George Powell se unió con Wilford Guindon para proteger la biodiversidad que se encontraba bajo amenaza.

En la actualidad el Bosque Eterno de los Niños cuenta con un territorio de 25.600 hectáreas, convirtiendo en la reserva privada más grande de Costa Rica, todo gracias a las ayudas dude los niños, la asociación que lograron recaudar fondas para salvar la flora y fauna de uno de los sectores más turísticos a nivel nacional. De igual forma, otros países, también la Agencia Sueca de Desarrollo Internacional se implicó en educación ambiental y la reforestación, además 43 países aportaron para proteger el bosque y selva.

Los senderos que recorren en el Bosque Eterno, es el lugar donde se llevan a cabo el desarrollo del Programa de Educación Ambiental dado por la ACM, y que se le da principalmente a la población de la zona.

También se cuenta con la Reserva de la Biosfera Agua y Paz, junto con muchas otras reservas biológicas.

Por último, la profesara Eha Kern y Roland Tiensuu recibieron el Goldman Environment Prize 1991 como reconocimiento en defensa de la naturaleza y medio ambiente. La asociación adquirió 675 hectáreas de bosque de la actual Reserva de la Sierras Mina en Guatemala y continua con su labor en conservar los bosques en Ecuador y Tailandia.