La historia del rescate del perro que fue encontrado 200 kilómetros mar adentro

Mientras revisaban la variación del oleaje con sus ojos, los trabajadores de una plataforma petrolera de Tailandia vieron algo en el mar que les llamó la atención. Un objeto redondo sobresalía del agua y se acercaba hacia la construcción, mientras salpicaba agua.

A medida que se fue acercando notaron más características, hasta que vieron algo insospechado: un perro nadaba con todo lo que podía hacia uno de los fierros de la plataforma, para llegar a un lugar lo más seguro posible.

De inmediato, los trabajadores comenzaron maniobras de rescate, lanzando una cuerda con el que lo levantaron para sacarlo del mar. Así, llegaron a rescatar al pobre animal que yacía asustado y con signos de desnutrición.

Tras ser sacado del agua, de inmediato el perro fue alimentado con restos de comida, mientras que uno de los trabajadores, Khon Vitisak, le dio una cubeta con agua que de inmediato el animal aceptó, evidenciando su sed.

El perro descansando junto a su jaula

Durante dos noches, el can -que no fue bautizado- estuvo en la plataforma petrolera ubicada a 217 kilómetros de la costa en el Golfo de Tailandia, donde los trabajadores le entregaron un techo, cuidados y alimentación con vitaminas para que recuperara sus fuerzas.

Uno de los trabajadores dijo que "afortunadamente el mar estaba bastante quieto porque el viento estaba en calma", lo que fue vital para que el perro corriera con positiva suerte para sobrevivir, ya que "si las ondas fueran más grandes, creo que probablemente no la habríamos notado".

Inclusive, los miembros de la plataforma petrolera relataron que "después de que llegó a los barrotes debajo de la plataforma, no lloró ni ladró en absoluto. Buscamos una manera de ayudarla y al final, decidimos usar la cuerda para atarla alrededor de su cuerpo para levantarla".

Si bien se encariñaron con el animal, al que incluso le dieron una jaula improvisada, la empresa se contactó con la fundación Watchdog Thailand, quienes aceptaron cuidar al pequeño una vez que llegara a tierra firme. Por lo mismo, le prepararon   y, una vez que se sintió mejor, fue subido a un bote petrolero que lo llevó hasta el muelle, relató Daily Mail.

El perro mirando al mar tras ser sacado de ahí.

El perro feliz tras ser rescatado

El perro junto a los trabajadores que lo cuidaron