Figura del balonmano sueco se retira tras admitir que nació ''en el cuerpo equivocado''

Las nuevas tecnologías sirvieron como canales para comunicar una decisión largamente meditada. Un mensaje en Instagram y un pódcast fueron los medios a través de los cuales Louise Loui Sand, una figura del balonmano sueco, anunció su retiro de la actividad con apenas 26 años. Y lo más movilizante fue la profundidad de su mensaje: "Nací en un cuerpo equivocado".

"Lo he pasado increíblemente mal últimamente. Siempre he sabido de qué se trataba, lo que en cierto manera es bueno. Nací en el cuerpo equivocado", reconoció. 

"Quiero decirlo con mis propias palabras. Lo hago por mi propio bien, porque creo que es muy liberador poder poner todas las cartas sobre la mesa y decir de qué se trata", añadió.

Además, Sand aseguró que también lo comunica públicamente por el bien de su familia. "También lo hago por mis seres queridos, porque no deberían mentir sobre la verdadera razón por la que dejo el balonmano. No me importa si te gusto o no, lo principal es que finalmente me gusto", confesó.

Sand, 105 veces internacional con Suecia y bronce en el Europeo de 2014, reconoció que tanto el club galo como las jugadoras fueron "absolutamente maravillosos" al conocer su decisión. "Ahora es el momento de vivir mi vida de verdad. Estoy feliz de poder vivir mi vida como siempre quise", indicó.

Así, habló de cuál será el siguiente paso. "Uno debe comenzar con hormonas, siempre en contacto con los médicos y psicólogos sobre lo que se quiere operar o no. Tengo muy claro qué hacer, pero espero decirlo cuando llegue el momento", explicó a la cadena de televisión sueca SVT.

"Esta es una decisión que pensé desde hace mucho y he estado luchando con muchos pensamientos durante mucho tiempo. Es enormemente liberador no tener que responder a preguntas y mentir sobre algo. Siempre he sido una persona muy abierta, realmente no me he mordido la lengua. He recibido tanto amor que ni siquiera puedo usar el teléfono -por todas las llamadas y mensajes-", reconoció.

Por otra parte, relató que para su familia, sus amigos y su pareja, la también internacional sueca Emma Berglund, esto "no ha sido un shock". "Sin su apoyo, no sé cómo lo podría haber logrado. Estoy increíblemente agradecido de que me quieran", afirmó, antes de dar las gracias a los aficionados y las personas que le han mostrado su apoyo. "Todo el amor que recibí en Instagram y Facebook, mensajes privados y mensajes públicos, es absolutamente indescriptible", concluyó.

La imagen puede contener: una o varias personas, personas de pie y texto

Ante la consulta de la prensa, Sand confirmó que comenzará un tratamiento con hormonas para tratar su disforia de sexo y que cambiará su nombre a Loui. En cambio, prefirió no contestar cuando se le preguntó si va a someterse a una operación de cambio de sexo.

A lo largo de su carrera, Sand, que se desempeñó como extremo, ganó varias ligas suecas con el equipo Sävehof y hace dos años emigró a Francia para jugar en el Brest Bretagne. Este año había arreglado con el Fleury pero entonces decidió retirarse. En su seleccionado, en tanto, disputó 105 partidos y marcó 221 goles; además fue bronce en el Europeo de 2014. 

La imagen puede contener: una o varias personas y exterior

Sand con su pareja