7.000 británicos todavía ven la televisión en blanco y negro

No se trata de una moda hipster, pero en Reino Unido más de 7.000 personas aún ven televisión en blanco y negro.

En ese país, las transmisiones a color comenzaron en junio de 1967, cuando el canal BBC2 emitió el torneo de tenis de Wimbledon.

Hoy, medio siglo después, hay quienes aún ven sus programas con un estilo vintage.

¿A qué se debe este curioso fenómeno?

Para entenderlo, primero hay que conocer cómo funciona la televisión en Reino Unido.

En ese país, cualquier persona que vea o grabe programas de televisión debe pagar una tasa.

Actualmente la llamada licencia de televisión, destinada a financiar a la BBC (de la que forma parte BBC News Mundo), cuesta el equivalente a cerca de US$196 al año.

Al pagarla se obtiene el permiso para ver los programas en televisores, computadores, dispositivos móviles o grabadoras de video.

La BBC utiliza el dinero para pagar por sus programas y servicios.

Aunque la licencia es obligatoria para quienes quieran disfrutar la televisión, en octubre pasado las autoridades revelaron que en 2017 más de 26.000 personas entre los 18 y los 25 años fueron sorprendidas viendo televisión sin licencia.

Esto ocurrió a pesar de que el 92 % de los estudiantes en ese país saben que pagar la licencia es un requisito para ver sus programas favoritos.

Pero quienes no quieren violar la ley, prefieren conformarse con un televisor en blanco y negro.

Aunque se pierden gran parte del atractivo de la imagen, aprovechan una ventaja que les ofrecen estos viejos aparatos: la licencia para los televisores en blanco y negro cuesta casi US$66, es decir, un tercio de lo que vale la licencia estándar.

"¿Quién quiere uno de estos novedosos televisores 4K Ultra HD, antenas satelitales o una pantalla que es más grande que tu cuarto cuando puedes tener un glorioso televisor a blanco y negro?", se pregunta Jeffrey Borinsky, historiador de la tecnología de la radio y la televisión.

"Hace 30 años aún podías comprar un televisor a blanco y negro, muchos de ellos portátiles, por tan solo unos US$65. Es interesante saber que algunas personas aún los tienen".

Las autoridades británicas no realizan inspecciones en los hogares que dicen ver la televisión en blanco y negro.

"Todo se basa en la confianza", dijo un vocero de la autoridad de licencias de televisión.

En 2000, 212.000 personas en Reino Unido compraban la licencia para televisión en blanco y negro.

Ahora ese número se redujo a 7.161. De ellos, 1.768 están en Londres.

Fuente: BBC