Científicos reproducen crías de ratón de parejas del mismo sexo

Resultado de imagen para cientificos ratones mismo sexo

Por primera vez científicos de la Academia China de Ciencias han conseguido que ratones del mismo sexo tengan crías sanas. 

Usando células madre y edición genética, han logrado que dos hembras dieran a luz a 29 ratones, que luego fueron capaces de reproducirse de forma normal. Los investigadores, que publican su logro en Cell Stem Cell, también fueron capaces de obtener crías de dos padres, pero solo sobrevivieron un par de días.

Aunque no hay ninguna intención inmediata de usar estas técnicas en humanos, pero este logro demuestra que las barreras biológicas de la reproducción del mismo sexo se pueden superar técnicamente.

A diferencia del resto de animales, los mamíferos necesitan las contribuciones genéticas iguales de padre y madre para reproducirse, esto reproducción sexual. Otros animales, como los dragones de komodo o el pez martillo, por ejemplo, no necesitan l macho para tener crías. Y por qué pasa eso era una cuestión sin resolver en biología desde hace mucho tiempo.

Anteriormente, los científicos habían logrado crías de ratón a partir de progenitores del mismo sexo, pero las crías tenían anomalías graves y los métodos usados requerían enrevesadas secuencias de manipulaciones genéticas, que a veces implicaban varias generaciones de ratones.

El principal problema en los mamíferos para que puedan tener crías dos miembros del mismo sexo se conoce como ‘impronta’. Se trata de un proceso por el que para una serie de genes solo la copia que procede del padre o de la madre se activan. Así, las crías a las que les falta el material genético de uno de los dos progenitores pueden sufrir importantes anomalías del desarrollo o no ser viables.

Este estudio demuestra cómo esta barrera aparente se puede superar, Para los ratones a partir de dos hembras, los científicos utilizaron células madre embrionarias. Utilizando la herramienta de edición genética Crispr-Cas9, fueron capaces de quitar la impronta materna de tres regiones cruciales de ADN. Esto consiguió rebajar el nivel de impronta programada.

Cuando las células madre modificadas se inyectaron en un óvulo sin fertilizar de una segunda ratona, el material genético de las dos roedoras hembra se combinó para formar un embrión. Lograron 29 crías vivas y sanas de 210 embriones. Los ratones eran normales, llegaron a la vida adulta y se reprodujeron de forma habitual.

Resultado de imagen para cientificos ratones mismo sexo

Se realizó un experimento similar aunque algo más complicado usando esperma y células madre genéticamente modificadas de un macho, que se inyectaron en un óvulo al que se le había quitado su propio material genético. Esos embriones se transfirieron a otras ratonas madre subrogadas, que los llevaron a término. Así se consiguieron crías que tenían solo ADN de los dos padres varones, pero solo sobrevivieron 48 horas tras el parto.

En declaraciones a la Agencia Sinc, Wei Li, co autora del trabajo, señala que “todavía existen obstáculos para el uso de estos métodos en otros mamíferos, incluida la necesidad de identificar genes improntados problemáticos que son exclusivos de cada especie. A esto se añade la preocupación por los descendientes que no sobreviven o experimentan anormalidades graves”. Sin embargo, esperan explorar estas técnicas en otros animales de laboratorio.

“Esta investigación nos muestra lo que es posible. Hemos visto que los defectos en los ratones bimaternos se pueden eliminar y que las barreras de reproducción bipaterna en los mamíferos se podrá lograr mediante la modificación de la impronta. Además, nuestro trabajo también es interesante para el estudio de la impronta genómica y el avance en la clonación animal”, concluye la investigadora.

Existen pruebas de que la impronta desempeña un papel similar en la reproducción humana, aunque implica otros genes distintos. Sin embargo, no hay perspectiva de que se utilice esta estrategia en humanos por las cuestiones importantes acerca de los efectos secundarios de modificar genes que se sabe que son cruciales para el desarrollo básico.

En declaraciones a The Guardian, Christophe Galichet, científico del Instituto Francis Crick de Londres, afirma que “Es impensable generar un bebé humano así. Los autores han hecho un paso extremadamente importante para entender por qué los mamíferos solo se pueden reproducir sexualmente”.

Fuente: Diario La Vanguardia