Tevez conoció al actor que lo interpretará en su serie de Netflix

El Carlos Tevez visitó el lugar donde se está grabando la serie de Netlix que repasará su dura vida de infancia en Fuerte Apache. Allí conoció al chico que lo interpretará, Balthazar Murillo de 14 años.

“Es importante que la gente conozca mi pasado porque puede servir de ejemplo para muchos. Y además es un legado para mis hijos (Flor, Katie y Lito), porque uno les puede explicar un montón de cosas, pero mejor es que vean todo lo que uno la peleó para que hoy a ellos no les falte nada. Eso fue lo que me movilizó para hacer la serie”, dijo el artillero de Boca Juniors.

En la ocasión también recordó un poco de su niñez: "Siempre soñé a lo grande, con llegar a ser jugador, pero no imaginé ser lo que fui ni lo que soy. Recuerdo que mi viejo me llevaba a la cancha, a la popular que está enfrente de la Doce, y me mostraba el túnel. “Mirá, por ahí va a salir Boca”, me decía. Y yo me volvía loco. Siempre quise saber qué había ahí abajo, cómo eran las escaleras, si se escuchaba a la hinchada. Es el día de hoy que salgo a la Bombonera y me busco en esa tribuna. Me parece verme ahí, lleno de alegría".

En tanto, Balthazar Murillo, comentó: "Me enteré del casting por mi representante. Me presenté y acá estoy, haciendo de Tevez, y eso que todo el mundo me dice que me parezco más a Maradona, jaja. De todas maneras, estuve mirando un poco la vida de Carlitos, con eso y las caracterizaciones me voy metiendo más en el personaje, que es un gusto para mí hacer. Ojalá les guste a él y a la gente".

Entrevista de diario el Clarín a Tevez 

Carlitos Tevez y Adrián Caetano, en un alto en la filmación en Fuerte Apache. (Torneos/Alejandro Del Bosco)

-¿Sentarte a pensar y escribir tu historia te trajo recuerdos que tenías olvidados?

-Muchos. Porque además de pensar en mí también tuve que pensar en mí familia, en mi viejo, mis viejas (la biológica y la del corazón), mis hermanos. Es la vida de la familia, más allá de la mía. La vez pasada estaban filmando en la escuela a la que fui y cuando lo vi a Balthazar (Murillo, quien hace de Tevez infantil) me quedé impactado. Era como mirarme a mí hace años. Fue muy loco.

¿Cómo era ése Tevez? ¿Fue dura la vida en el barrio?

-Fue dura, sí. Pero éramos felices. Estábamos jugando a la pelota hasta que nos agarraba hambre. Acá se jugaba por el queso y el salame, y teníamos que ganar o ganar porque si perdíamos no teníamos un mango para pagar la deuda. Cada partido era la vida. Y me la aguantaba, eh. Cuando tenía la edad de Balthazar (12 años) la rompía toda, no me podían parar.

-¿Realmente era bravo el barrio?

-Era bravo, pero se podía jugar a la pelota todo el día en la calle. Se vivía lo que se vive en todos los barrios marginales: había droga, armas, robos.

-¿Ahora está más difícil? ¿Cómo observás la realidad del país?

-Pienso que hay que darle para adelante. No hay que poner palos en la rueda. Podemos estar un día entero hablando de política y no nos vamos a poner de acuerdo, mientras tanto hay gente que se está cagando de hambre. Ahí nos equivocamos los argentinos. Perdemos tiempo en discutir y no hacemos nada por los chicos que se cagan de hambre. Como ídolo no me puedo colgar banderas políticas. Puedo ser amigo de Mauricio (Macri), de Cristina (Kirchner), de Scioli, de cualquiera. Yo no soy de nadie. Me llaman para dar una mano y estoy. Eso es lo que tengo que hacer y no comentar que el país está mal. Si ya sabemos que está mal el país: hagamos algo. 

-¿No te interesa la política?

-No me interesa y además no sé absolutamente nada. En mi casa paterna no se hablaba de política y ahora en la mía, tampoco. Yo veía a mi viejo que se iba a laburar a las 6 de la mañana y volvía a las 7 de la tarde. Trabajaba para tener un plato de comida. Ese es el ejemplo que hay que darle a los chicos. Y educación.

Es la hora de la salida de la escuela y el barrio se llena de chicos. Tevez no se cansa de saludar. Dice que sí a todos los reclamos. Para ganar intimidad, el delantero pide seguir la nota en un camarín. Las actrices Sofía Gala y Vanesa González repasan el guión. “No me agota todo esto. Ahora disfruto cada día y no me hago mala sangre. Antes me cargaba de presiones y hoy logré estar más relajado. Boca ya no depende de Tevez y eso también ayuda”, explica.

-¿Te molestan las cosas que se hablan? Se dijo que estabas peleado con Guillermo, por ejemplo. 

-Ese tema ya lo aclaré. Después, sé que se van a generar cosas. Siempre fue parecido. A esas cuestiones no les doy relevancia porque no las consumo. Sé que le tengo que demostrar a la gente de Boca y nada más.

-¿Fútbol mirás...?

-Nada. No me gusta el fútbol. Si pasan Barcelona-Real Madrid y en otro canal hay un torneo de golf, miro golf. Nunca fui el fanático de mirar partidos. A mí me gusta jugar, tener la pelota entre los pies.

-¿River es el que mejor juega? ¿Imaginás una final de Libertadores?

-No sé porque no miro partidos, aunque está claro que River es un buen equipo. Y no puedo pensar en una final porque sería faltarle el respeto a Palmeiras. Para ganar la semifinal tenemos que estar al 100 por ciento porque se va a definir en los errores.

-¿Y de Marcelo Gallardo qué pensás?

-Lo respeto porque es un gran ídolo de River. Los campeonatos que ganó hablan por sí solos. Todo lo que se dice lo tiene bien ganado: Gallardo ha demostrado que es un gran técnico.

-¿Qué es ganar la Libertadores?

-Ganar la Libertadores con el club que amás es la mejor sensación que se puede tener como futbolista. 

Fuente: redgol.cl - Diario Clarín