La mujer que agita la vida inglesa al confesar que tiene tres amantes casados

Sam Taylor, una mujer de 44 años que actualmente mantiene un 'affaire' romántico con tres hombres casados a la vez, insiste en que no está aquí para "destrozar familias".

Simplemente, según explica ella misma a 'The Daily Mail', está dedicándose a demostrar con hechos los sucesos acontecidos en la popular serie 'Wanderlust', la cual está triunfando en el Reino Unido. A su mediana edad y tras haber fracasado en todas las relaciones monógamas que tuvo, rechaza a ultranza el compromiso y acaba de declarar que sale con tres hombres a la vez que ya están casados.

"El sexo es como la comida: no importa si es bueno o no, simplemente se vuelve muy aburrido si comes lo mismo todos los días", asegura. "¿Por qué no condimentar los alimentos y probar cosas diferentes? De esa forma, todo es mucho más interesante. La vida es demasiado corta para quedarte con una única persona". Taylor, quien se ha hecho famosa en todo el Reino Unido, admite que solo sale con hombres que están en un matrimonio abierto o bien no tienen la intención manifiesta de dejar a sus esposas. Ella, como reitera varias veces, solo se dedica a "hacer visible la realidad mostrada en 'Wanderlust'".

 

Uno de estos matrimonios de la serie es el formado por Joy y Alan Richards, quienes acordaron tener sexo con terceras personas después de haber llegado a la conclusión de que estaban aburridos con su vida sexual. Taylor, quien conoce a sus amantes vía online, afirma que los hombres con los que se acuesta "a menudo lo hacen con el permiso de sus esposas".

Taylor cambió radicalmente su visión de la vida monógama cuando ella y su exnovio pactaron abrir su relación para "ver a otras personas de forma discreta" cuando querían "pasar un buen rato". Por ello, "nos embarcamos en una relación abierta como hacen los protagonistas del programa", declaró a 'The Daily Mail'. "Pronto, conocimos a tanta gente interesante que decidimos ir por caminos separados, ya que era más emocionante salir casualmente sin la monotonía que te ofrece una relación regular".

es sean fieles (algo bastante irónico). Lo que menos, que sean inteligentes, generosas o maduras mentalmente

Todas sus relaciones acabaron decepcionándola. "El sexo con la misma persona se vuelve aburrido con el tiempo", repitió convencida. "Es una locura pensar que con 20 o 30 años vas a encontrar a tu media naranja, casarte y comprometerte en una relación cerrada. ¿Quién dijo que eso es buena idea?". El primer 'esposo de oro' de Taylor fue un banquero de 43 años que conoció en la página web de citas 'Illicit Encounters'. ¿Cómo llegó hasta allí? "Un amigo me recomendó la página, alegando que estaba llena de hombres ricos que buscan aventuras esporádicas", explicó.

 

"No estaba buscando otra relación seria o monógama. Solo quería un poco de emoción y diversión, conocer a un amigo que quisiera 'darse un revolcón' conmigo sin las molestias de convertirnos en pareja", agregó. Poco después, conoció al segundo, y ahí comenzó a ingeniárselas para mantener una relación a dos bandas. "Me lo pasaba genial con el banquero, es multimillonario y solía llevarme en avión por toda Europa en busca de sitios increíbles. Mintió a sus jefes diciendo que eran viajes de negocios. Él ya se acostaba con otras dos antes de mí, una secretaria del banco y una entrenadora personal. Me sugirió que hiciera lo mismo". Ahora, Taylor afirma que la mayoría de sus amantes la invitan a alojarse en los mejores hoteles del mundo. "Comemos en restaurantes de lujo y compramos en las 'boutiques' más exclusivas", relata. "Actualmente, estoy pasando el mejor momento de mi vida".