Lista nueva serie sobre Carlos Monzón: el boxeador argentino que pasó del cielo al infierno

Una nueva serie sobre la vida del fallecido excampeón mundial de boxeo, el argentino Carlos Monzón, que abarcará desde su infancia hasta la condena a prisión por el asesinato de su esposa, se estrenará este mes de junio de la mano de Disney Media Distribution Latin America y la productora local Pampa Films.  

La serie, 'Monzón, el femicidio que cambio a la Argentina', tendrá 13 capítulos de 60 minutos y, como si de un relato policial se tratase, se centrará el foco en la investigación del asesinato de Alicia Muñiz, su última mujer y madre de su hijo menor, ha indicado el canal de televisión 'Space', encargado de la emisión de la serie a partir del lunes 17 de junio, 

Sobre la serie el diario La Nación de Argentina presentó el siguiente artículo:

Hay personas que aún hoy te hablan del campeón y hay personas que te hablan del femicida", dice Jesús Braceras, director de Monzón, la serie sobre el ícono del boxeo Carlos Monzón que se estrena el 17 de este mes en Space. "Decidimos ahondar en eso y descubrir qué de los dos había ahí". Sobre esa tensión entre el ídolo popular y el hombre que asesinó a su esposa, la modelo Alicia Muñiz, avanzan las líneas narrativas de esta biopic de trece episodios. La serie narra la infancia, el ascenso a la gloria y la caída del pugilista, que fue condenado a once años de prisión y murió a los 52 en un accidente automovilístico durante una de sus salidas transitorias.

Como si fuera un guiño al relato, Monzón tiene dos protagonistas. Está, primero, el boxeador que llega a la gloria deportiva tras salir de la pobreza extrema de su crianza en Santa Fe, y escala hasta defender el cinturón mundial catorce veces y convertirse en ídolo nacional. Ese Monzón es Mauricio Paniagua -28 años, nacido en Puerto Iguazú, Misiones-, que fue elegido para el papel en un casting que recorrió el interior del país y parte de Latinoamérica. "Cuando me enteré, estaba trabajando en un laboratorio de experimentación en el Cervantes. Nunca había actuado en algo extenso y menos en televisión. Fue como la prueba de toda mi formación", dice Paniagua, que entrenó con el campeón mundial Diego "La Joya" Chaves para sus escenas dentro del ring. "La de Monzón es una vida para mostrar. Y tiene tantos colores que como actor es un desafío interpretarlo".

El otro Monzón es el deportista retirado que se quedó sin un lugar donde poner sus impulsos, esa violencia que parecía incontenible. Ahí está Jorge Román, protagonista de El bonaerense, la emblemática película de Pablo Trapero de 2002, que tiene un parecido impactante con el boxeador. "Toda mi vida me dijeron que tenía que hacer de él", cuenta Román, que también debió aprender box -se entrenó con Martín "Látigo" Coggi- para recrear las peleas en la cárcel. "Desde mi experiencia, hay mucha más violencia cuanto más vulnerabilidad se tiene. Creo que Monzón se sentía inseguro", dice. "En mi construcción me sirve entender que si alguien se pone muy agresivo y violento es porque está muy asustado. Y desde ese lugar lo trabajé".

Con un elenco que incluye a Carla Quevedo como Alicia Muñiz y a Soledad Silveyra como la madre de la mujer asesinada, el relato se centra en la investigación policial que se desarrolló tras el crimen, yendo desde el pasado hasta el presente para reconstruir a un personaje que, en algún punto y más allá de sus particularidades, refleja un momento tanto de la cultura de la celebridad como de los roles de género. "Lo interesante era pararse en otra época, con otra mirada de las relaciones. Ver cómo se trataba a la mujer en ese momento, qué cosas se avalaban y qué cosas no", reflexiona Braceras, que dirigió Todos contra Juan y Estocolmo. "Con una sociedad como la de hoy, la serie te permite preguntarte si estas cosas eran evitables en ese momento. Por otro lado, descubrís que 30 años después muchas cosas están igual".

Luego de cinco meses de investigación que incluyeron revisión de archivos gráficos y audiovisuales, entrevistas con personas que conocieron a Monzón, periodistas de la época, gente del boxeo, abogados, forenses y madres que perdieron a sus hijas en femicidios, Braceras y el equipo de guionistas comenzaron a delinear la historia. "La serie hace un gran análisis de la personalidad de Monzón", dice el director. "Buscamos descubrir qué es lo que lleva a una persona que nació en la pobreza absoluta, que sufrió la violencia y se sobrepuso a todo para llegar a la cima del mundo, a caer de una manera estrepitosa, asesinando a su mujer".

La serie reconstruye la historia de Monzón desde los diferentes puntos de vista que aportan sus vínculos. Esta es la forma en la que intenta no hacer juicios de valor sobre el personaje. "Va a haber gente que nos dirá que defendemos al campeón y otra que estamos acusándolo. Nosotros tratamos de ser lo más objetivos posible", dice el director. "Queremos contar una gran historia. Después, todo debate que se genere y pueda construir, bienvenido sea".