¿Qué relación hay entre la contaminación del aire y la diabetes?

Resultado de imagen para aire contaminado mal salud

Un nuevo estudio de alcance global confirmó la relación de la polución emitida por carros y camiones con la diabetes. La contaminación del aire se suma a las causas para la diabetes tipo 2, que van desde la falta de ejercicio y la dieta deficiente hasta la genética.

El estudio, publicado en The Lancet Planetary Health, revisó datos de 1.7 millones de veteranos estadounidenses que fueron seguidos durante 8 años y medio con datos de la NASA. También agregó investigaciones internacionales pasadas sobre diabetes y contaminación del aire para diseñar un modelo para estimar el riesgo de diabetes basado en el nivel de contaminación, y utilizó el estudio Global Burden of Disease, de 2017, para calcular cuántos años de vida sana se perdieron debido a la exposición a ese aire contaminado.

Los investigadores calcularon que se perdieron 8.2 millones de años de vidas saludables se perdieron en el mundo gracias a la diabetes vinculada a la contaminación, solo en 2016.

De acuerdo con The Atlantic, otras investigaciones han demostrado un vínculo entre la diabetes y la contaminación del aire en el pasado, este estudio es uno de los más grandes de su tipo, y es único porque cuantifica exactamente cuántos casos de diabetes en el mundo son atribuibles a la contaminación del aire: 14% del total de los casos que se presentaron en 2016. En los Estados Unidos, encontró, la contaminación del aire es responsable de 150,000 casos de diabetes.

El estudio, financiado por el Departamento de Veteranos de Estados Unidos, y realizado por seis investigadores del Centro Clínico Epidemiológico de Saint Louis, en Missouri (Estados Unidos), es claro en su conclusión: “la cantidad de casos de diabetes atribuible a la contaminación del aire PM2.5 es significativo. La reducción de la exposición generará sustanciales beneficios para la salud”.

Las particulas contaminantes (mejor conocidas como PM2.5) son partículas emitidas por varias industrias y la quema de combustibles fósiles, pero la fuente más significativa son los carros. Las PM2.5 miden 30 veces menos que un cabello humano.

Los científicos apenas comienzan a entender exactamente qué hace a las PM2.5 tan dañinas. La razón principal es que son muy pequelas y contienen metales tóxicos que se alojan en los pulmones y entran al torrente sanguíneo, así circulan hacia diferentes órganos y causan inflamación. A su vez, esta inflamación genera resistencia a la insulina que el cuerpo genera naturalmente, y en ciertos casos, esta resistencia se vuelve tan agresiva que el páncreas del paciente deja de funcionar regularmente, y el paciente es diagnosticado con diabetes tipo 2.

El estudio también evaluó la literatura científica sobre las relaciones entre riesgo de diabetes y PM2.5, tabaquismo pasivo y tabaquismo activo (estas últimas dos se consideraron exposiciones indirectas de Pm2.5. Los científicos querían descartar que esta fuera la principal fuente de PM2.5 en el organismo de los sujetos de estudio. Resultó ser la polución).

Los investigadores también advierten que los límites de contaminación del aire en el mundo son demasiados altos, y toman el ejemplo de los Estados Unidos. De acuerdo con la EPA, el umbral de contaminación es de 12 µg/m3 (microgramos por metro cúbico de aire), pero este estudio dice que el riesgo de diabetes comienza en alrededor de los 2,4.

La Ciudad de México es una de las ciudades más contaminadas de América Latina, según la OMS. GETTY IMAGES

Entre las personas expuestas a entre 5 y 10 µg/m3. de material particulado, alrededor del 21% desarrolló diabetes. En el umbral de los niveles "seguros" actuales, el 24% desarrolla la enfermedad. Por cada aumento de 10 μg / m3 de material particulado, el riesgo de desarrollar diabetes aumenta un 15%. Este riesgo está presente independientemente de si el individuo se vuelve obeso o no.

Las consecuencias de la polución son más severas para los países en desarrollo que no tienen límites estrictos sobre la contaminación del aire. Por ejemplo, el estudio dice que países como Afganistán y Papua Nueva Guinea enfrentan un mayor riesgo de muchos casos de diabetes relacionados con la contaminación del aire, mientras que Estados Unidos tiene un riesgo moderado. En Colombia, según el Ministerio de Ambiente, el límite máximo permisible anual de PM2.5 para 1009 fue de 60 µg/m3 y en el año 2011, de 50 µg/m3.

El estudio fue publicado estratégicamente para hacerle contrapeso a la nueva política sobre contaminación del aire propuesta por el presidente de Estados Unidos, Donald Trump. En ella se propone que todos los estudios utilizados por la EPA para hacer las regulaciones de aire y agua deben hacer que sus datos subyacentes estén disponibles públicamente. Estos datos de salud son confidenciales.

El estudio se suma a las pruebas que relacionan la polución con los riesgos para la salud. Las recomendaciones para respirar la menor cantidad de partículas contaminantes son no hacer ejercicio cerca de autopistas o en horas pico, usar tapabocas (como en China o India), buscar un barrio lejos del tráfico pesado, y cuidar la alimentación, entre otras.  

Según la OMS, la polución en el mundo mata tres veces más personas que las enfermedades de transmisión sexual, la tuberculosis y la malaria combinadas.

Fuente: Diario El Espectador Colombia