Buena labor de Amador en quinta etapa del Tour que mantiene como líder al belga Van Avermaet

Este miércoles se disputó la quinta etapa del Tour de Francia en donde el costarricense Andrey Amador cumplió con su labor de peón en el Movistar Team de España y culminó en la casilla 81. El ganador del día fue el eslovaco Peter Sagan, mientras que el belga Greg Van Avermaet se mantiene líder general. 

Amador ingresó a 1min 25seg de Sagan. En la general el tico ocupa la posición 108, mientras que su compañero y capo, Alejandro Valverde, está en la casilla 13. 

 

La quinta etapa estaba repleta de repechos en los últimos 70 kilómetros, terreno fantástico para que los más ambiciosos diesen un gran espectáculo. Valverde aparecía como uno de los favoritos si el control del pelotón no lo impedía, pero el final en Quimper fue demasiado para el murciano, que terminó cuarto.

El protagonismo en buena parte de la jornada fue asumido por el francés Sylvain Chavanel, uno de los corredores más combativos en esta primera semana. El del Direct Energie se marchó en solitario y logró una ventaja de hasta cuatro minutos con el pelotón. Un grupo de seis corredores comenzaron su persecución a falta de 90 kilómetros.

Elie Gesbert (Fortuneo - Samsic), Julien Vermote (Team Dimension Data), Jasper de Busyt (Lotto - Soudal), Lilian Calmejane (Direct Energie), Toms Skujins (Trek - Segafredo) y Nicolas Edet (Cofidis) se marcharon en busca del francés. Pero solo tres de ellos llegarían a conectar con la cabeza de carrera. Para entonces, a falta de 50 kilómetros, Chavanel acusaba el desgaste de la escapada en solitario y Toms Skujins (Trek – Segafredo), Nicolas Edet (Cofidis) y Lilian Calmejane (Direct Energie) se marchaban por delante.

Sin embargo, como ha sucedido en todas las etapas de este edición del Tour, el pelotón se despertó a tiempo para mantener a raya a los escapados y fue reduciendo las distancias de manera prudente durante el Côte de la Montagne de Loucronon, subida de tercera categoría que se coronará a 23,5 kilómetros de meta y la Côte de la Chapelle de la Lorette. Fue en esta última dificultad cuando la pelea por las bonificaciones terminó con la escapada.

Con diez kilómetros por delante, Rein Taramäe se marchó en solitario y logró unos 20 segundos de ventaja. Pero reaccionó el equipo Bora, conscientes de que Gaviria se había quedado del grupo principal y que Peter Sagan vive un fantástico estado de forma. Los líderes de la carrera comenzaron una batalla por estar entre las primeras posiciones para evitar sustos en una llegada en la que podría haber batalla.

Aparecieron los clasicómanos. Van Avermaet, líder de la carrera, lanzó el sprint. De repente surgió Sagan con una fuerza descomunal. Con un desarrollo enorme y un violento movimiento sobre la bicicleta. Su avance fue imparable hasta que su rival más cercano ya se encontraba a suficiente distancia.

Este jueves se disputa la sexta etapa, entre Brest y el Muro de Bretaña, otra oportunidad para volver a disfrutar de la clase del eslovaco.

Resultados etapa 5

No hay texto alternativo automático disponible.

 Clasificación general 

No hay texto alternativo automático disponible.