Ex pedalista reconocido en Italia explica por qué le aburre el ciclismo actual

Imagen

El ex ciclista italiano Claudio Chiappucci fue tres veces podio del Tour de Francia  y dos en el Giro de Italia. Hoy día dice que el cislismo es "aburrido". 

Chiappucci, quien se encuentra en Colombia, brindó la siguiente entrevista al diario El Tiempo. 

¿Cómo se da su llegada al Tour Colombia?

Un amigo está con un equipo y me ha invitado: Marco Zamparella, quien está a cargo del Amore e Vita.

¿Qué recuerda del país ciclístico?

Gané etapa en el Clásico RCN de 1992 y fui segundo en la general. Después hice parte del mundial de ruta de 1995, pero me retiré.

¿Cuál es la razón para que no le pudiera ganar a Induraín?

El problema siempre fue la crono. En el Giro y el Tour, las cronos eran más largas en los tiempos nuestros y era más fácil para él. Yo siempre sufrí en esas jornadas.

¿Y no lo largaba en la montaña?

Intentaba ganarle en escaladas largas para que su equipo trabajara. Me ponía en la cabeza para atacar de lejos. La intención siempre fue ganarle una general, y no pude.

Hoy las contrarrelojes son distintas…

Sí. No son tan largas, son cortas. Para mí, ese tema hoy sería magnífico.

¿Qué opina del ciclismo de hoy?

Es aburrido. Casi no hay ataques. Es la opinión de todo el mundo. La gente quiere más ataques. En mi tiempo no había mucha tecnología. Hoy hay etapas que son cortas y se nota la diferencia.

¿Y de los ciclistas del momento?

No hay ciclistas que ataquen de lejos y el espectáculo se pierde.

¿Qué dice del tema del dopaje?

Siempre lo ha habido. Eso no va a cambiar. ¿Ganarle la pelea? No lo sé, no es fácil.

Su rivalidad en Italia fue con Gianni Bugno…

Teníamos mucho carisma, pero el tercero era Induraín, en Italia lo querían mucho, y nos ganaba a los dos. Sobre todo en la crono.

¿Esas rivalidades son diferentes a las del ciclismo moderno?

Hoy no existen. Nosotros corríamos todo el año. Íbamos a las clásicas, al Tour, al Giro, a la Vuelta, pero hoy todo es más planificado, se escoge a qué carreras se va y a esa se le apunta.

¿Qué rememora del mundial de 1995?

Me encontraba bien, pero me caí en las últimas tres vueltas. Después de esa dura subida había un descenso peligroso. Ese día llovió, el piso estaba mojado. No es un buen recuerdo, porque Marco Pantani, que fue tercero, atacó cuando me fui al suelo y eso no me gustó.

¿Cuál fue el colombiano que lo puso en aprietos?

Oliverio Rincón. Siempre fue un buen escalador, ganó etapas en el Tour y en el Giro y varias fueron las batallas que tuvimos. Pudo haber llegado más lejos.

¿Qué le dice el nombre de Nairo Quintana?

Su mejor momento fue cuando ganó el Giro de Italia. Después no sé qué le pasó. No lo vi bien como antes. Vamos a ver si cambiando de equipo puede ser motivante para él. Puede ganar el Tour, aunque las contrarrelojes le duelen. Sube bien y sabe atacar de lejos.

¿Y el de Egan Bernal?

Vivió en Italia, pero ha cambiado mucho desde que llegó a Ineos. No sé si será el que marque la pauta en la nueva generación. Vamos a ver con el tiempo qué nos dice.

Pero ganó el Tour de Francia…

Sí, pero no lo hizo de manera súper, ha ganado bien. Calculando. Uno cuando es joven tiene más motivaciones, pero después no se sabe, con los años encima vamos a ver si será un ciclista de esos que llaman históricos.

Fuente: Diario El Tiempo Colombia