Ciclista belga se pasó de listo con una mujer en Argentina y fue expulsado de la Vuelta a San Juan

La Vuelta a San Juan ha tomado cartas en el asunto de la denuncia hacia el belga Iljo Keisse de abuso sexual, y ha decidido expulsarle de manera inmediata de la competición. 

Los hechos se produjeron el 25 de enero, cuando la mujer se hizo una fotografía junto a varios ciclistas que participaban en la Vuelta a San Juan, entre los que estaba el corredor belga que decidió apoyar sus genitales contra el cuerpo de la denunciante.

En un comunicado, el Pedal Club Olimpia, que organiza la prueba, afirma que el ciclista del Deuceninck-Quick Step tuvo "un comportamiento que atenta al honor y la reputación de la Vuelta a San Juan, la UCI y el ciclismo en general".

En el mismo, recuerdan al ciclista belga que el reglamento de la UCI es muy explícito a la hora de referirse al comportamiento de los deportistas adscritos a sus normas, tanto fuera como dentro de la competición. 

"El licenciado deberá tener en todo momento una presentación ejemplar y comportarse convenientemente en todas las circunstancias, incluso fuera de las pruebas", afirman. 

Keisse pidió perdón públicamente por lo que consideró una acción idiota, pero eso no ha hecho que la camarera retire la denuncia por abuso sexuales.