Chris Froome podría ser vetado del Tour de Francia

Chris Froome todavía sigue pendiente de recibir una sanción o ser exonerado de su positivo por salbutamol en la pasada Vuelta a España. Mientras, el ciclista compite y sigue entrenando para preparar su asalto al doblete Giro-Tour de Francia. No obstante, cobra fuerza la posibilidad de que la carrera gala vete su participación mientras su caso siga sin tener una resolución.

¿En qué punto está el caso Chris Froome? Oficialmente todavía no hay ninguna fecha, ni tan siquiera orientativa para ver su resolución y si finalmente el ciclista inglés es suspendido por su positivo por saltubamol durante la pasada Vuelta a España. Entretanto, sigue entrenando y preparando su doble reto de ganar el Giro de Italia y el Tour de Francia, ya que legalmente puede seguir corriendo al no tener una sanción en firme.

Froome ha confirmado su presencia en el Tour de los Alpes (antiguo Giro del Trentino) como preparación final de cara a su participación en el Giro de Italia. Esta prueba se celebrará del 16 al 20 de abril y en principio no habrá resolución, como tampoco la habrá antes de que empiece la primera gran vuelta de la temporada donde el inglés participará.

 

La única novedad

Pero podría no participar en el próximo Tour de Francia, ya que según la agencia Press Association, la carrera gala está dispuesta y decidida a vetar la presencia del corredor, algo que casualmente ya había pedido el presidente de la Unión Ciclista Internacional, el galo David Lappartient.

La preocupación de ASO, empresa que organiza el Tour de Francia, sobre este caso no es nueva, ya que no quiere que Froome corra el Tour, pueda ganarlo y posteriormente tenga que ser desposeído de su victoria si finalmente tiene una sanción por dopaje. En el mismo sentido se pronunció la organización del Giro de Italia, por lo que la opción de boicotear su presencia en carreras y que la propia UCI lo apoyara, ganaría enteros.

Lappartient aceptó que es poco probable que se llegue a un veredicto antes del Giro de Italia, pero el pasado miércoles, después de que la UCI presentara su nueva estrategia para combatir el dopaje mecánico, dijo que la decisión "debe estar sobre la mesa antes del Tour de Francia.

"Eso espero, porque sería un desastre para todos si no fuera el caso", dijo tajantemente.

ASO parece decidida a proponer a Lappartient y la UCI agilizar el caso Froome antes del inicio del Tour de Francia el 7 de julio. De lo contrario el Tour podría tomar decisiones para salvaguardar la imagen de la carrera e impedir la participación de Froome.

Durante la pasada París-Niza, Christian Prudhomme, director del Tour, dijo que los retrasos en el caso Froome eran "completamente grotescos" y pidió a la UCI que actuara.

"Lo que queremos es una respuesta, no solo para nosotros en el Tour de Francia, sino para todos los organizadores, para que no haya un corredor que luego dirán que no debería haber participado. Es completamente grotesco. Necesitamos una respuesta", dijo entonces el responsable del Tour.

En cualquier caso, el Team Sky puede participar por derecho propio en el Tour de Francia al ser un equipo de categoría World Tour (primera división del ciclismo). En este punto y si esta supuesta intención de ASO sigue adelante y cobra más fuerza, hay que ver hasta qué punto pueden meter presión y vetar la presencia de Chris Froome o del propio equipo inglés.

¿Pueden la UCI o el propio Tour vetar a Chris Froome?

La Unión Ciclista Internacional dispone en su reglamento de un apartado en su Título 2 (2.2.010.bis) en el cual podría excluir a Froome o a un ciclista o equipo que “dañen seriamente la imagen del ciclismo o de la carrera”, pudiendo suspenderse su participación antes o durante la prueba. Para tratar de comprenderlo mejor, a continuación se reproduce el contenido exacto de esta normativa:

“La exclusión será impuesta mediante decisión conjunta del presidente del colegio de comisarios y organizador. En caso de desacuerdo entre el presidente del colegio de comisarios y organizador, la decisión será tomada por el presidente del consejo UCI WorldTour cuando se trata de una prueba del UCI WorldTour, y por el presidente de la comisión de carretera en los demás casos, o por el (los) sustituto(s) que fuera(n) designado(s). El licenciado o el equipo deberán de ser escuchados. Si la decisión se toma por el presidente del consejo de ciclismo profesional o por el presidente de la comisión en carretera, solamente podrá decidir basándose en el informe emitido por el presidente del colegio de comisarios. Salvo disposición contraria en el presente reglamento, los resultados, primas y premios obtenidos antes de los hechos que ocasionan la exclusión no serán retirados. Disposiciones particulares para las pruebas en carretera de la clase histórica. El organizador podrá rechazar o excluir la participación en una prueba a un equipo o a uno de sus miembros, cuya presencia pueda atentar la imagen o la reputación del organizador o de la prueba. En caso de desacuerdo de la UCI y/o del equipo y/o de uno de sus miembros con la decisión así tomada por el organizador, el litigio será sometido al Tribunal de Arbitraje del Deporte que deberá pronunciarse en un breve plazo. No obstante, para el Tour de Francia el litigio será sometido al tribunal arbitral del deporte”.

La normativa, existe pero la pregunta es obvia: ¿Se atreverá la UCI a hacerlo o el propio Tour de Francia contra el ciclista que ha ganado cuatro de las últimas ediciones? Y surge otro interrogante: ¿se atreverá a mantener un pulso contra el equipo económicamente más poderoso y más influyente en los medios anglosajones? El perjuicio para la carrera y la propia imagen del ciclismo podría ser aún mayor, más que el que podría causar supuestamente la participación del propio Froome pese a no estar sancionado todavía.

Además, y como reza la normativa UCI, el proceso se dilataría en el tiempo en caso de que tuviera que mediar el Tribunal de Arbitraje Deportivo.

Por otro lado, la norma habla de la existencia del Consejo de Ciclismo Profesional de la UCI, órgano del que el actual presidente Lappartient fue máximo responsable antes de su actual cargo, y donde figura la presencia del presidente de la Federación Española, José Luis López Cerrón como miembro del Comité Director designado por la propia UCI y Javier Barrio, como miembro de la Asociación Internacional de los Equipos Ciclistas Profesionales (AIGCP). Pero en este consejo también figura el director del Tour de Francia, Christian Prudhomme o el exciclista Gianni Bugno, como representante del sindicato de ciclistas CPA.

Una complejidad más, la de este propio Consejo de Ciclismo Profesional y sus miembros, para tomar una decisión tan trascendente y delicada.