Para Andrey Amador el 2018 será un año muy especial

Espera el nacimiento de su primera hija en enero 

El ciclista costarricense, Andrey Amador, brindó una entrevista al Diario Marca de España en donde habló sonbre sus aspiraciones en lo deportivo para la próxima temporada con el Movistar Team y en lo personal se alista para vivir la experiencia de ser padre. 

Aquí la entrevista 

La temporada se acerca, ¿cómo se siente ahora mismo?

Tengo mucha ilusión. Me viene un cambio de vida, con el nacimiento de mi hija en enero. Me estoy preparando en Barcelona, muy motivado para el año que viene y me gustaría empezar muy buen y hacer un buen año.

La temporada 2017 no fue la mejor.

No, no ha sido el mejor año, ni a nivel deportivo ni personal. Las cosas cambian para bien y ahora me siento muy motivado en todos los aspectos y con muchas ganas de afrontar un gran año. Quizá no he ofrecido mi mejor versión, pero nunca es tarde y el próximo año quiero empezar a tope y así iba a ser. Quiero dar lo mejor de mí y agradecer la confianza al equipo. Quiero estar de la major manera. Empezaré fuerte y con muchas ganas.

La imagen puede contener: una o varias personas y texto

¿Cuál está siendo su preparación?

Empecé a mediados de noviembre ya que terminé la temporada tarde porque corrí China. Hasta ahora, me he centrado en ejercicios de gimnasio, bicicleta de monte, de ciclocross. A partir de ahora, se trata de hacer cada vez más fondo, trabajos de intensidad. Otros años quizá empezaba más despacio, pero este año estoy muy centrado y con ganas. Y está claro que no me permitiría nunca retirarme sin ver mi hija en un podio, me encantaría poder hacerlo. Me encuentro muy bien y espero dar lo mejor de mí.

¿Conoce cuál será su calendario?

No me gustaría cambiar mucho, ya sé qué es lo mejor que se me adapta: Mallorca, dependiendo del nacimiento de mi hija, Valencia, Strade Bianche, Tirreno-Adriático, y las clásicas, Gante-Wevelgem, Harelbeke y Flandes, hacer altura, y me encantaría estar en el Giro porque es la carrera que mejor se me da.

Con Quintana, Landa y Valverde no les va a faltar trabajo.

Sé que soy un corredor de apoyo para los líderes y así iremos al Giro, como un corredor de equipo, al servicio de ellos, esté quien esté. Yo hago ese trabajo encantando, pero sí hay una serie de carreras en las que puede un poco más de libertad y me gustaría poder aprovecharlas.

¿A qué carreras se refiere?

La Strade Bianche es una carrera preciosa que siempre me ha gustado y Tirreno-Adriático. Y, claro, luego están las clásicas, quiero prepararlas de la mejor manera y hacerlas muy bien, tratar de ser bastante completo en el inicio del año. Estoy entrenando muchísimo, sin parar, con una bicicleta de ciclocross, similar a la de carretera pero que ayuda a la técnica. No sé, estoy muy motivado, me siento como un niño no sé por qué.