Aaron Davidson, el empresario con raíces ticas que habría pagado los sobornos de Traffic a Eduardo Li

SE DECLARARÁ CULPABLE ESTE JUEVES

Photo published for Ex-sports marketing executive to plead guilty in FIFA bribe case

El empresario y presidente de la empresa Traffic USA, Aaron Davidson, sería el hombre que pagó al tico Eduardo Li los sobornos por entregar los derechos de transmisión de la selección nacional. Davidson es de padre costarricense. 

El empresario aceptó declararse culpable y se espera que este jueves en una audiencia que se realizará en Brooklyn, brinde su declaración, según informa este miércoles la prensa norteamericana.

Davidson trabajó durante mucho tiempo colaborando con el entonces presidente de la CONCACAF, Jeffrey Webb, quien también fue acusado en el caso.

El padre del empresario de Traffic es Abraham Jaime Davidson Rosenstein, un hombre que nació en Costa Rica en 1945 y que posteriormente se casó con una mexicana. Como fruto de esa unión, llegó Aaron Davidson, quien fue detenido desde el 27 de mayo del 2015.

El empresario tiene 46 años y sus oficinas se encontraban en Miami, Florida, desde donde manejaba la mayoría de sus proyectos.

Li reconoció hace unos días que recibió una buena cantidad de dinero de un empresario. "Una persona que vivía en Florida (...) me pagó sobornos para que Costa Rica jugara amistosos que él organizó. Acepté decenas de miles de dólares de esta persona para autorizar estos amistosos... Yo acepté recibir un soborno por $500.000  (¢280 millones) y de hecho recibí $300.000 (¢168 millones) por este contrato", dijo Li la semana anterior.

Traffic USA logró exitosos contratos en la CONCACAF, como por ejemplo la Copa Oro y la Liga de Campeones (hasta el torneo 2021/2022), siendo así la agencia de patrocinios oficial del área.

En total, Davidson está acusado de mover $5 millones en sobornos a través de Traffic. Los fiscales dicen que Davidson pagó grandes sobornos a los funcionarios locales en países como Costa Rica y Nicaragua para obtener esos derechos.

Los fiscales además creen que el demandado hizo esquemas que involucran más de $200 millones en sobornos durante más de 20 años a cambio de los derechos de comercialización y radiodifusión.