OFICIAL: Estados Unidos, México y Canadá organizarán el mundial 2026

La candidatura conjunta formada por Estados Unidos, México y Canadá organizará el mundial de fútbol 2026, luego de ganar en la votación a Marruecos, este miércoles, en Moscú durante el 68º Congreso de la FIFA y, a un solo día del inicio de la Copa del Mundo 2018. 

Con 134 votos a favor, la propuesta de estos tres países superó con una gran diferencia a Marruecos, que solo alcanzó 65 puntos.

De los 210 miembros de la FIFA, no pudieron participar en la votación los cuatro candidatos; tampoco Guam, Puerto Rico e Islas Vírgenes, debido al conflicto de intereses por su vinculación con Estados Unidos.

 

Mundial con 48 equipos

Esta fue la primera vez que el Congreso de FIFA eligió la sede de un Mundial, pues todas las Asociaciones Miembro emitieron su voto, a diferencia de lo que sucedía antes, cuando elegía solo el Consejo de FIFA, con mucho menos miembros y sin sufragios públicos.

Para el 2026 la Copa del Mundo tendrá 48 equipos. 

El certamen tendrá 60 partidos en USA, 10 en México y 10 en Canadá 

La propuesta de EE UU, México y Canadá para la Copa del Mundo usó el lema "Unidos como uno". Estados Unidos encabeza el número de ciudades sede con 25, Canadá con cuatro y México con tres.

Los estadios mexicanos serán el Azteca (87.000 asientos), el Akron de Guadalajara (45.364 000) y el BBVA de Monterrey (52.237). Con la elección de este miércoles, la sede mexicana ha logrado que el Azteca sea el único estadio en el mundo en albergar tres inauguraciones del Mundial o tener la esperanza de albergar una tercera final tras las ediciones de 1970 y 1986.

Los principales estadios de EE UU fueron usados en la anterior Copa América Centenario. De ellos destacan el MefLife de Nueva Jersey; el estadio NRG en Houston, Texas; el Rose Bowl y el estadio Levi's, ubicados en California. Además cuentan con el de Gillete en Massachusetts, el Soldier Field en Chicago, Illinois y el CenturyLink Field en Seattle, Washington. La carta fuerte de Canadá es el BC Place en Vancouver.

La candidatura de Norteamérica ha sido la más sólida desde abril del año pasado cuando en Nueva York hicieron el anuncio oficial. La terna de Norteamérica se ha enfrentado a la de Marruecos en la busca del primer Mundial de Fútbol con 48 equipos y con 80 partidos.

El reparto de los encuentros, como el de las sedes, ha sido desigual: 60 para EE UU, 10 para Canadá y 10 para México. Rabat, por cierto, con la decisión de este miércoles ya ha probado el sabor de la derrota hasta en cinco ocasiones: 1994, 1998, 2006 y 2010.

Como es costumbre, los anfitriones son invitados inmediatos de la Copa del Mundo que organizan. De esta manera Estados Unidos, México y Canadá no tendrán que jugar la clasificatoria en la Concacaf, zona que hasta el momento otorga tres boletos al Mundial y uno a la repesca, por lo que se abre la oportunidad para que los equipos de Centroamérica, como Guatemala, Nicaragua y Panamá, y el Caribe eleven sus aspiraciones para jugar.

La última vez que se realizó una Copa del Mundo en el norte de América fue en 1994. En aquella ocasión, Estados Unidos albergó su primera competición internacional gracias a su capacidad de infraestructura y poder económico, aunque sin una tradición de fútbol sólida. Este aspecto ha crecido este país en los últimos años con la llegada de grandes estrellas en el ocaso de su carrera, como el futbolista español David Villa o el inglés Frank Lampard. Con todo, otros deportes como el béisbol y el baloncesto cuentan con muchos más seguidores. Además del Mundial de Rusia, que empieza este jueves, en 2022 se celebrará la Copa del Mundo de Qatar.