Liberia contrata al defensor Gabriel Pusula, ficha de Banfield

Resultado de imagen para Gabriel Pusula

El Municipal Liberia reforzará su equipo con el futbolista argentino, Gabriel Pusula, oriundo de Paraná. Según informa la prensa de su país, el jugador llegará cedido a préstamo por seis meses.

El jugador viaja a Costa Rica tras una semana de firmar su primer contrato como profesional con el Club Atlético Banfield, donde llegó a debutar con la Reserva.

El futbolista, que se desempeña como defensor, afrontará una nueva etapa para su carrera, que incluyó un paso por las inferiores de River. “Estoy muy entusiasmado. Aunque con un poco de incertidumbre, por ir a un lugar que no conozco. Las ganas no me las quita nadie, tengo la esperanza de seguir creciendo. Quiero sumar experiencia y minutos en cuanto a lo futbolístico”, manifestó el defensor surgido en Belgrano, que emigró en 2012 tras debutar en la Liga Paranaense de Fútbol. 

 

Si bien seguirá ligado al Taladro, institución dueña de su pase y donde defendió los colores durante seis años. "Me dieron lo más importante, crecí mucho como persona. Me sirvió mucho para desarraigarme de mi familia y pensar más en lo que podía ser yo como persona, al estar lejos de mi familia. Acá dependía mucho de mis viejos y de los que me rodeaban", comentó el defensor.

"Soy muy apegado a mi familia, antes no me iba a ningún lado solo. Los primeros días en Banfield costaron mucho. Pero la gente del club me apoyó mucho", agregó.

El paranaense, que también pasó por la cantera de River, habló de la lesión que sufrió a fines de 2015 y de su proceso de recuperación: "Fue muy duro, costó mucho. Volví desanimado y con falta de confianza. Todos los que me rodean cumplieron un papel fundamental para seguir. Salí adelante y la vida me da una nueva oportunidad, de poder jugar en el exterior".

Su lesión fue en el quintometatarciano jugando en la Quinta División en el último amistoso del 2015, faltando tres minutos fue hacer un cierre contra el nueve de Racing, que pateó y Pusula se tiró al piso a cortar. “El hueso ya estaba desgastado y si no era ahí era con mis amigos en un picado", expresó el defensor en cuanto a aquella lesión.

Por otro lado, Gabriel habló lo que puede dar y lo que lleva en el bolso para demostrar en el fútbol de Costa Rica: "Soy un jugador muy tiempista, leo mucho al rival. Trato siempre de salir jugando del fondo, evito revolear la pelota. En los últimos años crecí mucho en el juego aéreo", expresó el joven.

Con información de analisisdigital.com.ar