El árbol de Navidad más caro del mundo está en Málaga

El árbol, en el Kempinski Hotel Bahia en Marbella, tiene 500 decoraciones hechas a mano por el famoso diseñador Debbie Wingham, incluidas joyas recicladas de la talla de Bulgari, Cartier, Van Cleef & Arpels y Chanel.

El pasado sábado 30 de noviembre, el Kempinski Hotel Bahía de Estepona celebraba su tradicional mercadillo de Navidad, una cita anual de carácter benéfico en el que se recaudan fondos que cada año se entregan a una ONG local. Sin embargo, esta cita tenía algo muy especial este año: estaba presidida por el árbol de Navidad más caro del mundo.

Se trata de un árbol de tres metros y medio de altura que está adornado con joyas y diamantes valorados en 12 millones de euros. Ha sido decorado por Debbie Wingham, una famosa diseñadora de joyas en todo el mundo que tiene entre sus clientes a personajes de la talla de Katy Perry, Drake o Justin Bieber, entre muchos otros.

 

Debbie Wingham trabaja solo por encargo y en su currículum figuran algunos de los complementos más caros del mundo. En el año 2018 su nombre se hizo mundialmente conocido después de firmar la tarta de boda más cara del mundo: la creó para una boda de Dubai, tenía el tamaño de la novia real y costó más de un millón de dólares.

Un diamante en juego

Inspiradas en las verdes plumas de un pavo real y la era modernista del art déco, las características del árbol también cuentan con vasos de martini únicos, plumas, frascos de perfume e incluso pavos reales de chocolate impresos en 3D.

Ahora, Wingham ha sido la autora de la obra de arte que se encuentra en Estepona y que está considerado como el árbol de Navidad más caro del mundo. Tal y como explica el propio Hotel Bahía, ha usado diamantes y piedras preciosas de Cartier y Bulgari, entre otros, por valor de 12 millones de euros y es uno de los grandes reclamos de la Navidad malagueña este año.

 

El árbol estará expuesto en el vestíbulo del hotel hasta el día de Reyes, el próximo 6 de enero, presidiendo la iluminación navideña de todo el complejo. Pero, sin duda, una de las citas más importantes será la que está programada para la noche del 28 de diciembre, cuando una persona podrá llevarse a casa un diamante valorado en 2.500 euros.

Ese día se celebra una cena en formato cóctel dentro del evento denominado ‘Diamantes y Champán’. Cada invitado recibirá a su llegada una copa de champán con un diamante en el fondo de la copa, pero solo uno de esos diamantes será real. Un experto gemólogo recorrerá el hotel buscando a la persona cuyo diamante sea el verdadero y que estará valorado en más de 2.500 euros.

El hotel reveló el árbol el fin de semana pasado con el gerente del hotel Axel Bethke y el diseñador del árbol mostrándolo a los huéspedes y lugareños.