Una promesa del Galaxy revela que Álvaro Saborío fue su ídolo de infancia

LA MADRE DEL FUTBOLISTA ES COSTARRICENSE
EL JUGADOR TIENE CLARO QUE LE GUSTARÍA JUGAR CON LA SELECCIÓN DE ESTADOS UNIDOS 

Resultado de imagen para Tomas Hilliard-Arce

Un defensor estadounidense, que es visto por la prensa local como uno de los futuros zagueros consolidados de Los Ángeles Galaxy, confesó que el tico Álvaro Saborío era su ídolo cuando él era apenas un niño.

Tomas Hilliard-Arce, hoy futbolista del club norteamericano, explicó que sus familiares lo hicieron fan del Saprissa, aunque no le desagradaba Alajuelense cuando triunfaba.

Una amplia nota en el Diario As-USA, detalla el siguiente artículo: 

Tomas Hilliard-Arce es el futuro de la defensa en LA Galaxy

Un defensor central estadounidense que tuvo como ídolo de infancia a Álvaro Saborío y que jugó con el número 24 en honor al delantero, debe tener algo de costarricense. Esta es la historia de Tomas Hilliard-Arce, quien podría estar cerca de recibir su primera convocatoria con el LA Galaxy en la MLS.

“Significa mucho para mí”, le dijo Tomas a AS USA tras uno de los entrenamientos del LA Galaxy en Carson, California. “Viví en Costa Rica cerca de año y medio, Iba a los partidos de Saprissa y muchos de esos jugadores eran mis héroes de pequeño”.

La historia de Tomas es una de amor, tenacidad y orgullo. Sus padres Andy y Silvia se conocieron en San José (Costa Rica), “Mi papá creció en California y cuando se unió a los Cuerpos de Paz (Peace Corps) conoció a mi mamá que trabajaba en las oficinas en San José”.

Andy y Silvia tuvieron una relación que incluyó tiempo de distancia por las asignaciones de sus actividades, antes de casarse y establecerse como familia. El papá, un competidor de Hockey, transmitió a sus hijos el deporte. Tanto Tomas como sus hermanas juegan al fútbol. La menor (Emily) actualmente en la Universidad de Princeton (New Jersey).

El fútbol siempre estuvo en casa. “Mis primos y familiares me enseñaron a ser aficionado de Saprissa”, contó Tomas, aunque aceptó que de niño, lo normal es ir al que más gane. “Saprissa y Alajuela (Alajuelense) son los equipos que solíamos seguir dependiendo de cuál le estaba yendo mejor”.

Pero su jugador preferido era el goleador. “Mi héroe creciendo era Saborío (Álvaro)”, ex mundialista y quien también tuviera un paso exitoso en MLS con el Real Salt Lake. “Creciendo siempre jugué con el número 24 porque él era el número 24”, reveló Hilliard-Arce.

Después de crecer, ser campeón universitario en tres ocasiones con la universidad de Stamford, ser finalista para el premio al mejor jugador universitario de 2017, pasar por seleccionados juveniles de Estados Unidos y ser elegido por LA Galaxy en la segunda posición del ‘Super Draft’, Tomas no ha podido conocer a su ídolo de infancia.

“Creo que no soy lo suficientemente importante para que me responda algo”, explicó al respecto. Aunque no negó que si espera poder algún día contarle la historia de cómo lo motivó para seguir jugando al fútbol.

Otro factor que le recuerda a diario sus raíces es el apellido. Usualmente las familias latinas en Estados Unidos pierden el apellido de la madre, o pasan complicaciones para explicar que tienen dos apellidos. Tomas, mantiene el Arce de su mamá costarricense por una decisión de familia que une los dos apellidos en el Hilliard-Arce.

“Es confuso para mucha gente”, aceptó al respecto Tomas. “Pero es algo que es muy importante para mí y me hace muy orgulloso. Represento mi familia y la ascendencia costarricense que tengo”, aseguró. Su padre ha sido enfático además con varios medios de comunicación, en que el nombre de su hijo es Tomas, sin la ‘h’ que lo haría un nombre anglosajón (Thomas).

Resultado de imagen para Tomas Hilliard-Arce

La vida fubolistica de Hilliard-Arce dentro de LA Galaxy

Aún con todo este orgullo ‘Tico’, el defensor central de 22 años tiene claro que su seleccionado es el de las ‘Barras y las Estrellas’. “Obviamente amo a los dos países, y hago fuerza por ambos equipos cuando no se enfrentan”, aseguró, para luego dejar en claro su sueño, “creciendo siempre soñaba con jugar con la camisa de Estados Unidos”.

Durante la pretemporada, Hilliard-Arce se destacó por sus actuaciones, pero la presencia de veteranos defensores en el plantel del LA Galaxy lo mantiene aún sin sus primera convocatoria en MLS.

“Tuvimos una charla privada (con Sigi Schmid, el entrenador) y obviamente no quiero compartir mucho en público. Pero el mensaje en general es que sea paciente, y esté dispuesto para tener mucho trabajo y quizá minutos de otra forma antes de estar en el primer equipo”, explicó de las expectativas.

Tomas entiende claramente que la transición del fútbol universitario al profesional en Estados Unidos es abismal. “El juego aquí (MLS) es super rápido, no puedes estar pensando en tener la pelota y evadir rivales cuando estás en situaciones complicadas, sino que tienes que pensar en pasar rápido y conectar con los compañeros”, apuntó.

En su caso, espera adaptarse prontamente, con la cabeza abierta a tener minutos en segunda división (USL) si fuera el caso. El capitán de un equipo universitario que armó época, ahora es uno más y busca su espacio, “Ojalá trayendo un poquito de sabor de Costa Rica a mi juego”.