Policía española no dejó entrar a un líder de la barrabrava de Boca

 

La Policía de España ha deportado a Argentina a Maxi Mazzaro, uno de los cabecillas de los ultras de Boca Juniors detectado en Madrid y que ya está camino a su país.

Según las autoridades se le detectó dentro del dispositivo puesto en marcha para garantizar la seguridad del partido de vuelta de la Copa Libertadores que se celebrará el próximo domingo en Madrid.

Mazzaro llegó el miércoles en la noche y se procedió a devolverle a su país, ya que está considerado, según la Policía, como uno de los barra brava (ultras) más "significativos y peligrosos" y cuenta además con una larga lista de antecedentes penales.​​​​​​​ 

Según las autoridades Mazzaro fue detenido hace cinco años, acusado del homicidio de Ernesto Cirino, ocurrido el 29 de agosto de 2011. Además, en ese momento también estaba apuntado por encabezar una asociación ilícita junto al barrabrava Mauro Martín, quien se encuentra detenido.

Mazzaro tiene prohibido ingresar a los estadio en Argentina. Este hombre lidera la barra disidente del xeneize.

Para la final de la Copa Libertadores que se disputará el próximo domingo, 9 de diciembre, en el estadio Santiago Bernabéu, se ha preparado un fuerte dispositivo de seguridad para prevenir eventuales incidentes entre los hinchas del River Plate y del Boca Juniors, motivo por el que no se pudo disputar en Buenos Aires.