Primer trasplante de un corazón de cerdo a un primate que sobrevive más de seis meses

Dos babuinos han sobrevivido más de seis meses en buen estado de salud tras recibir un trasplante de corazón de cerdos modificados genéticamente, según publica hoy la revista Nature.

Es la primera vez que un primate sobrevive tanto tiempo tras este tipo de intervención. Los resultados de la investigación, liderada desde la Universidad de Múnich (Alemania), suponen un paso adelante en el desarrollo de técnicas para trasplantar órganos de animales a personas, un procedimiento conocido como xenotrasplante.

Los xenotrasplantes de corazón se estudian como una alternativa a los trasplantes entre humanos, ya que actualmente hay más personas afectadas por enfermedades cardíacas con necesidad de un corazón nuevo que donaciones de este órgano. El animal donante más estudiado es el cerdo, por su tamaño similar al humano y porque es fácil de criar. Sin embargo, por el momento los resultados de experimentos en primates han sido modestos. Hasta ahora el récord de supervivencia de un babuino tras un trasplante de corazón de cerdo era de tan solo 57 días –algo menos de dos meses–.

Los investigadores liderados desde la Universidad de Múnich han aplicado una nueva metodología que ha permitido dar un salto adelante en la supervivencia de los receptores del trasplante. Han utilizado corazones de cerdos modificados genéticamente para mejorar la compatibilidad con los babuinos –y también con las personas– y han tratado a los primates con fármacos inmunosupresores para disminuir el riesgo de rechazo, una aproximación que ya estaba en estudio.

Las claves del éxito de su estrategia han sido no obstante otras dos innovaciones. En primer lugar, mantuvieron la irrigación sanguínea de los corazones durante el trasplante y los preservaron a 8 grados centígrados. En segundo lugar, administraron fármacos para impedir que los corazones de trasplantados crecieran excesivamente dentro del cuerpo de los babuinos, una complicación que acababa con la vida de los primates en menos de 40 días.

En total, los científicos han ensayado la técnica en 16 babuinos, en tres grupos sucesivos, y la han refinado a lo largo del ensayo. En el último grupo, cuatro de los cinco animales sobrevivieron más de 90 días en buen estado de salud. Dos de ellos sobrevivieron más de seis meses en estado saludable, antes de ser sacrificados.

Antes de que la técnica pueda empezar a probarse para trasplantar corazones de cerdos a personas, deberá confirmarse su seguridad en experimentos más amplios y prolongados en primates.

Por otra parte, la técnica de preservación de corazones durante la intervención podría aplicarse a trasplantes entre humanos para mejorar las probabilidades de éxito.